Mi primera experiencia en un restaurante con estrella Michelin

Mi primera experiencia en un restaurante con estrella Michelin

La ciudad de chicago es conocida por su gran gastronomía y por los restaurantes de reconocidos chef quienes elaboran magia en cada plato que sirven. Debido a estos chefs podemos encontrar en Chicago restaurantes con estrellas Michelin.

Cuando estuve buscando un buen lugar donde cenar encontré disponibilidad en The Roister uno de los restaurantes que pertenecen al grupo de Alinea del distinguido chef Grant Achatz, quien cuenta con varios restaurantes en Chicago. Al momento de hacer la reserva no sabia que este restaurante tiene una estrella,  al llegar al lugar pude ver la placa roja con una estrella Michelin. Fue una sorpresa para mi poder disfrutar de este restaurante con estrella Michelin. Debo confesar que mis expectativas aumentaron inmediatamente vi la placa roja, solo pensaba en la comida que iba degustar.

El restaurante

The Roister es un resraurante con un ambiente casual y acogedor donde los empleados son super amables y joviales. La música te hace sentir en casa, ya que su lista reproducion es bastante variada.

En las mesas se encuentra un hoja con el menú, el cual esta compuesto por entradas, platos principales y postre. El camarero amablemente explica en que consiste el menú y responde las preguntas con mucho conocimiento de cada plato que compone el mismo, hace sugerencias y hasta menciona cuales son sus platos favoritos.

Hora de comer

Para comenzar la experiencia gastronómica inicie con Hushpuppies con pate de pollo, mermelada de melocotón y pepinillos. Cuando leí hushpuppies lo primero que vino a mi cabeza fue la raza de perros con orejas largas y ojos tiernos. La curiosidad por saber que era este plato hizo que lo ordenara. Bueno, los hushpuppies son unas bolitas de harina de maíz fritas que en esta ocasión fueron acompañadas con pate de hígado de pollo, mermelada de melocotón y pepinillos encurtidos.

Hushpuppies con pate de pollo, mermelada de melocotón y pepinillos

The Roister – Hushpuppies con pate de pollo, mermelada de melocotón y pepinillos.

El segundo plato fue salmón crudo con salsa gribiche (salsa emulsionada fría), roe (huevos de pescado) y piel de pescado crujiente. Esta combinación de ingredientes es fenomenal y se podía percibir los sabores de cada elemento, además de ser un plato bien fresco y ligero.

salmón crudo con salsa gribiche, roe y piel de pescado crujiente

The Roister – Salmón crudo con salsa gribiche, roe y piel de pescado crujiente

Luego, llego el plato principal Pork Butt con un glaseado oscuro y tormentoso, guisantes rojos y pacanas fritas. Se los voy a describir un poco es un pedazo de la parte trasera del cerdo, el cual estaba súper suave y jugoso. La carne es bañada con un glaseado de una salsa japonesa que no recuerdo el nombre, mientras que en el fondo del plato se encontraba los guisantes y en el tope las pacanas fritas. Es una fusión de sabores y gustos sorprendentes y que les recomiendo probar con los ojos cerrados.

Pork Butt con un glaseado oscuro y tormentoso

The Roister – Pork Butt con un glaseado oscuro y tormentoso

Por ultimo, el postre cookies and milk (galletas con chocolate y leche), suena muy simple y nada del otro mundo, sin embargo es la masa de galletas de chispas de chocolates frías con helado de leche, que al probarlo te quedas con las ganas de seguir comiendo y no parar.

Cookies and Milk

The Roister – Cookies and Milk

Me gusto mucho la experiencia de ir a un restaurante con estrella Michelin y poder probar nuevos platos y nuevos sabores. En mis próximos viajes seguiré buscando restaurantes que ofrezcan este tipo de experiencia porque realmente vale la pena.

2 Responses to Mi primera experiencia en un restaurante con estrella Michelin

  1. Madeleine Albert 07/06/2018 at 10:15 am #

    Sii!! Te acompaño! 🙋🏼

Deja un comentario